Cafetera Industrial, ¿Qué debo tener en cuenta para elegir una?

Cafetera Industrial, ¿Qué debo tener en cuenta para elegir una?

Si tienes un restaurante, cafetería o bar, será imprescindible que cuentes con una cafetera industrial. De entre todos los equipos de maquinaria de hostelería disponibles en el mercado, la cafetera es uno de los indispensables.

La elección de una máquina de café es una tarea a la que le debemos dedicar tiempo, ya que es una gran inversión y lo que queremos es que nos dure de cara al futuro. Debemos elegir una que se adapte a las necesidades y requeriemientos de nuestro negocio.

En este artículo, vamos a contaros todos los secretos para la elección de una buena máquina de café que sea la idónea para cada negocio.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una cafetera industrial?


Volumen de clientes

Una de las primeras preguntas que nos surge en el momento de comprar una cafetera industrial es: ¿Cómo de grande tiene que ser?. Pues la respuesta a esta pregunta, depende de la clientela que vayamos a recibir.

En función del número de clientes aproximados, podemos decidir entre cafeteras industriales de uno, dos o tres grupos.

Normalmente, el mínimo para un restaurante o cafetería suelen ser dos grupos, es raro encontrar cafeterías en las que se utilicen cafeteras de un grupo. En el momento en que dos clientes pidan un café a la vez, ya es necesario emplear una de dos grupos, para no hacer esperar al cliente. En caso de grandes restaurantes y cafeterías se puede emplear la de tres grupos.

En cada grupo, se pueden realizar como máximo dos cafés al mismo tiempo. Además, podemos adquirir cafeteras que cuenten con dos varillas para calentamiento de la leche, los que nos permitiría realizar más cafés en menos tiempo.

 

Filtro de agua y Descalcificador

El mayor enemigo de las cafeteras profesionales es la cal, por ello, una de las características en la que nos debemos fijar a la hora de decidirnos por una máquina de café son los filtros de agua.

Para la elección del filtro más óptimos, debemos tener en cuenta la dureza del agua de la ciudad o zona en la que se encontrará el negocio. No todas las zonas de una misma ciudad tienen el mismo tipo de agua y por esto, lo mejor es que te dejes asesorar por un técnico.

 

Capacidad de la caldera

Es otro de los factores a considerar a la hora de elegir una cafetera industrial. La capacidad de la caldera dependerá de las necesidades y el tamaño de cada negocio. Unos valores de producción aproximados serían los siguientes: una caldera de 4 litros (1 grupo) nos daría 50 tazas por hora, 6 litros (2 grupos) 75 tazas, 10 litros (2 grupos) 150 tazas, 14 litros (2 grupos) 240 tazas.

Para negocios en los que su actividad principal es la venta de café, lo recomendado es que la cafetera cuente al menos con una capacidad de caldera de 10 litros. En el caso de restaurantes o bares, dependerá mucho del número de clientes. Para hacer el cálculo aproximado en este tipo de negocios podemos tener en cuenta cual es la hora punta y cuantos cafés aproximados se hace en ese momento.

 

¿Semi automática, automática o súper automática?

Las cafeteras industriales tradicionales suelen ser por defecto, semi automáticas. Pero dependiendo de nuestras necesidades y las de nuestro negocio podemos decantarnos por una cafetera profesional automática. Para la elección, debemos conocer las diferencias que existen entre cada uno de los tipos.

Semiautomática

Los procesos de molido, prensado y control de la cantidad de agua son manuales. Esto quiere decir que el molino en este tipo de máquinas no va integrado en la máquina y la prensa del café se hace manualmente. Además la cantidad de agua empleada en cada café se determina por medio de un botón de encendido y apagado, es decir, debemos dar al botón tanto cuando comenzamos a hacer el café como cuando queremos que termine.

Automática

La diferencia con respecto a la cafetera profesional semiautomática, es el control de la cantidad de agua. Éstas cuentan con un panel de control programable en donde se determina la cantidad de agua que se requiere para preparar un café, por tanto, no es necesario controlar cuando la máquina tiene que dejar de echar agua. Está previamente programada y solo es necesario presionar el botón de inicio,es decir, la máquina acabará sola de terminar el café en el tiempo programado. Esta es una gran ventaja, ya que se pueden realizar otra actividades mientas el café se está haciendo automáticamente.

Súper automática

En este caso, tenemos una gran ventaja, además de poder programar el botón de control de agua, estas cafeteras industriales llevan los molinos de café integrados. Con un solo toque de un botón, muele y extrae el café.

 

Mantenimiento de una cafetera industrial


La limpieza en una máquina de café es esencial. El buen mantenimiento de la cafetera puede ampliar considerablemente su vida útil, además de garantizar una calidad del café mayor.

El mantenimiento y la limpieza influyen directamente en el el sabor del café. Si no se realiza una correcta limpieza, el café puede tener un sabor amargo y desagradable. Esto puede marcar la diferencia entre que un cliente vuelva o no.

La limpieza de las cafeteras profesionales debe hacerse durante el servicio y a final del servicio. Durante las horas en las que el negocio está abierto y la máquina se está utilizando se debe llevar un mantenimiento mínimo y en el momento de cerrar, la limpieza ha de ser más profunda.

Siempre deben utilizarse productos específicos aprobados por el fabricante.

Existen en el mercado máquinas que disponen de sistemas de autolavado. En caso de no disponer de este tipo de funcionalidad, deberás seguir los siguientes procedimiento:

 

Limpieza del grifo de vapor

En primer lugar, debemos tener en cuenta que es imprescindible limpiar el grifo de vapor inmediatamente después de cada uso. De esta forma evitamos que la leche caliente se quede seca e incrustada tanto en la parte exterior del grifo como en la interior.

La limpieza del grifo de vapor se lleva a cabo de la siguiente forma: siempre y después de cada uso, hay que abrir la válvula y dejar salir el vapor por unos segundos. Después de esto, pasamos un paño húmedo por la parte exterior.

 

Se debe limpiar el grifo de vapor siempre e inmediatamente después de cada uso

 

Este paso es esencial para mantener la cafetera en buen estado. De quedarse líquidos acumulados en el interiór del grifo, como leche, podrían proliferar diferentes bacterias.

Además, podrían surgir otros inconvenientes como que la leche pudiese llegar hasta la caldera, ensuciando el agua acumulado e incluso pudiendo llegar a estropear la máquina.

 

Limpieza de los grupos

En una cafetera industrial, también es importante mantener los grupos siempre limpios, para evitar tanto el mal sabor en los cafés como posibles obstrucciones que podrían estropearla.

Por una parte, debemos limpiar el portafiltros después de cada uso con agua.

Debemos hacer una limpieza integral de la máquina siempre al finalizar el día. Para ello debemos seguir los siguientes pasos:

  • Colocamos el filtro ciego en el portafiltros. Podemos echar algún producto de limpieza, siempre que esté recomendado o aceptado por el fabricante.
  • Iniciamos un programa normal de café.
  • Al retirar el portafiltros, limpiamos el grupo con un cepillo específico para esta tarea.
  • Por último, podemos dejar un poco de agua correr, para terminar de limpiar todos los conductos.

Las partes externas de la máquina deben limpiarse con un paño húmedo. No se deben usar productos de limpieza fuertes ya que pueden dañar la máquina.

En cualquier caso, siempre se han de utilizar productos aceptados por el fabricante de la cafetera industrial.

 

Otras características a tener en cuenta al adquirir una cafetera profesional


A parte de todas estas características técnicas, otras características a tener en cuenta a la hora de adquirir una cafatera industrial son:

La calidad de la bebida. Aunque esto depende también de muchos otros factores, como la calidad del café y el prensado, la presión de la máquina también es uno de los factores determinantes de calidad.

Aunque lo más recomendable, para la realización de buenos cafés es la formación, debemos tener en cuenta la facilidad de uso de la máquina. Su puesta en marcha y funcionamiento deben ser intuitivos.

La estética de las cafeteras industriales también es importante, ya que son una parte visible de nuestro negocio. Es parte de la decoración de nuestro restaurante y ha de encajar con ella.

 

Con estas recomendaciones, esperamos haber aclarado un poco vuestro proceso de decisión para poder escoger la cafetera industrial más adecuada a vuestro negocio.

¿NECESITAS FINANCIACIÓN PARA TU MAQUINARIA DE HOSTELERÍA?
 PONTE EN CONTACTO CON NOSOTROS Y TE INFORMAMOS.
close-image
656 58 01 00